Terapia sexual

[vc_row][vc_column width=»1/2″][vc_column_text]La Terapia Sexual es una parte de la Psicología Clínica que aborda, mediante la psicoterapia, los distintos problemas de índole sexual que afecta a un individuo o a una pareja.

Los trastornos sexuales más habituales son conocidos como disfunciones sexuales. Cuando hablamos de disfunciones sexuales, nos referimos a cualquier problema que esté asociado a las diferentes fases de la respuesta sexual humana.

El concepto de sexualidad es extenso y subjetivo. Por ello, cada individuo vive su sexualidad de una manera diferente. Lo que es satisfactorio para una persona no necesariamente lo será para las demás.

Así mismo las respuestas a dichos problemas serán distintas en cada persona. En ocasiones, las dificultades sexuales pueden afectar a otras áreas vitales del ser humano como la pareja, la autoestima, el ámbito laboral, las relaciones sociales, etc.

Afortunadamente, existen una amplia variedad de técnicas y estrategias terapéuticas que permiten afrontar muchas de las disfunciones sexuales con una alta probabilidad de éxito en la mayoría de los casos.
[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=»1/2″][vc_single_image image=»576″ img_size=»full»][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/2″][vc_single_image image=»577″ img_size=»full»][/vc_column][vc_column width=»1/2″][vc_column_text]Con la Terapia Sexual se pretende conseguir que vivamos la sexualidad de la manera más plena posible a nivel individual y/o de pareja.

  • Disminución o ausencia del deseo sexual.
  • Dificultades en la excitación sexual en la mujer.
  • Disfunción eréctil.
  • Dificultades para alcanzar el orgasmo en la mujer.
  • Eyaculación precoz o retardada.
  • Dispareunia o vaginismo (trastornos asociados al dolor).
  • Fobia sexual y/o aversión al sexo.
  • Adicción sexual.
  • Educación sexual.
  • Cualquier otro tema relacionado con la sexualidad que afecte al individuo.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]