Siempre debería tener ganas

mitos sobre sexualidad“Siempre debería tener ganas”, como si de una obligación se tratase, es lo que me dijo un paciente que acudía a consulta porque creía que algo estaba mal en su sexualidad.
Esta afirmación, como tantas otras, son ideas preconcebidas que nos transmite la sociedad y que no están fundamentadas en una educación, o información, adecuada acerca de la sexualidad.

Algo que parece trivial puede suponer una gran presión y angustia para muchas personas que sienten que viven su sexualidad con problemas, cuando puede ser que no sea así.

Simplemente porque la sociedad, el grupo de iguales, la tradición o los medios nos envían mensajes no siempre fundamentados en la realidad. En muchas ocasiones lo que hay detrás de ese problema sexual es una creencia errónea bien arraigada en nuestra mente y que debemos identificar en consulta.

 
¿Repasamos algunos mitos acerca de la sexualidad?

• Los hombres siempre deben estar dispuestos a tener relaciones sexuales.
• Los hombres deben ser los que inicien las interacciones sexuales (deben llevar la voz cantante), ya que si lo hacen las mujeres será porque son inmorales.
• Si el hombre tiene problemas de erección es porque su pareja no le atrae sexualmente.

¿Imagináis la presión que esto puede suponer? El pensar que siempre debo tener ganas, que siempre debo estar dispuesto y que si no “funciono” es porque algo está mal en mí. Por otro lado, el pensar que si mi pareja tiene problemas de erección o menos deseo que yo el motivo es que ya no le atraigo…

Dentro de la respuesta sexual humana existe la fase de deseo, tanto en el hombre como en la mujer. Dicha fase puede verse influida por diferentes factores, tanto internos (estado de ánimo, estrés, cansancio), como externos.

Cuando las relaciones sexuales se dan en pareja, cuanto más implicados y activos se muestren ambas partes, más satisfactorias serán. La sexualidad es una forma más de comunicar en pareja, por eso es esencial que haya un buen entendimiento.

• Para tener una buena relación sexual se requiere una buena erección.
• El pene debe ser cuanto más grande mejor para poder proporcionar más placer a la mujer.
• Las mujeres que no consiguen tener un orgasmo durante la penetración no saben lo que es un verdadero orgasmo.
• Si no hay coito la relación sexual es incompleta.
• Para considerar una relación sexual como buena debo tener un orgasmo.

Claro que las mujeres pueden sentir placer con la penetración, pero muchas veces la vagina se considera el único órgano sexual importante, restando importancia al clítoris. Cuando en realidad todos los orgasmos son producidos por la estimulación del mismo, de manera directa o indirecta.

La sexualidad muchas veces queda reducida al coito, no considerando importante lo que ocurre antes o después de la penetración. Esta visión reduccionista de la sexualidad resta importancia a otras formas de conseguir placer. Hay muchas formas íntimas distintas de conectar, complacer y satisfacer, más allá del coito.

El tener la presión de llegar al orgasmo siempre que se de una relación sexual, tanto en hombres como en mujeres, puede bloquearnos mentalmente y prohibirnos disfrutar del momento con plenitud.

Estas son algunas de las falsas creencias más comúnmente divulgadas. Si crees que algunas de tus creencias pueden estar influyendo en tus relaciones sexuales o quieres mejorar tu sexualidad, no dudes en acudir a un profesional especializado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.